Fertinagro aumenta la sostenibilidad en el uso del fósforo en la agricultura

Fertinagro aumenta la sostenibilidad en el uso del fósforo en la agricultura

El Departamento de I+D+i de Fertinagro, la empresa de fertilizantes del Grupo Térvalis, está investigando una posible solución para convertir en soluble el fósforo presente en nuestros suelos- aquel que actualmente es insoluble-, con el fin de que las plantas puedan aprovecharlo. Esta solución se basa en el aporte de un complejo enzimático estabilizado con sustancias presentes de forma natural en los suelos. Esta iniciativa, enmarcada en el Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación 2013-2016, forma parte de un Proyecto de Desarrollo Empresarial en colaboración con un grupo multidisciplinar de científicos del CSIC, a través del Centro de Edafología y Biología Aplicada del Segura —CEBAS—de Murcia y la subcontratación del Instituto de Biología Molecular y Celular de Plantas –IBMCP–de Valencia.

La utilización del fósforo en la agricultura necesita nuevas tecnologías para garantizar la sostenibilidad de este recurso, ya que es el segundo mineral más crítico para la producción agropecuaria después del nitrógeno. Por un lado, es un recurso finito y sus fuentes naturales se están agotando. Además, y debido a la poca eficiencia en su utilización, ocasiona importantes problemas medioambientales como la eutrofización de las aguas superficiales y subterráneas. La baja eficiencia en el uso se debe fundamentalmente a su insolubilización en las condiciones habituales de trabajo en las explotaciones agrícolas. Estas condiciones, hacen que no esté disponible para las plantas.

Como consecuencia, esta baja disponibilidad ha forzado a un exceso en el uso de fertilizantes para garantizar el suministro mínimo de este nutriente a la planta y la obtención de rendimientos productivos óptimos de las cosechas, provocando consecuencias negativas no sólo a nivel productivo sino también y, sobre todo, aivel medioambiental. Por una parte, no se rentabiliza el input del fertilizante aplicado y, por otra, se contaminan las aguas subterráneas y superficiales por la lixiviación o escorrentía de excedentes.

De este modo, a través de la combinación de complejo enzimático-humus, en la que están trabajando los investigadores de Fertinagro se consigue un sistema solubilizador del fósforo que logra un mayor aprovechamiento del fósforo existente en el suelo. La enzima convierte el fósforo insoluble en soluble y el humus aporta al suelo materia orgánica, ambos requisitos esenciales para el correcto crecimiento de las plantas. El objetivo es minimizar la frecuencia y la cantidad de fertilizantes aplicados y optimizar el rendimiento agronómico sostenible de los cultivos, ya que por un lado esta combinación facilita y maximiza la cantidad y la disponibilidad de fósforo asimilable para las plantas y, por otro lado, lo que es más importante: minimiza la huella de carbono en el medio ambiente y mejora la salud del suelo derivado del uso intensivo de fertilizantes tradicionales.

Este proyecto ha sido aprobado por la Secretaría de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación del Ministerio de Economía y Competitividad en la convocatoria Retos-Colaboración 2016 del Programa Estatal de Investigación, Desarrollo e Innovación Orientada a los Retos de la Sociedad, en el marco del Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación 2013-2016.

A su vez este proyecto ha sido cofinanciado por la Unión Europea, a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional con el objetivo de "Promover el desarrollo tecnológico, la innovación y una investigación de calidad"


Fertinagro Biotech celebra el Día Mundial de Los F...
Fertinagro estudia el tratamiento del carbón autóc...