Nuevo proyecto de I+D: Fertilizantes en base a carbón activado


7 de Marzo, 2016



Fertinagro Nutrientes, división de nutrición vegetal del Grupo Térvalis, va a desarrollar nuevos fertilizantes en base a carbón activado que permitan producir cultivos de calidad, disminuyendo los costes de producción, minimizando el impacto medioambiental en ecosistemas acuáticos y terrestres y reduciendo de manera significativa las emisiones nitrogenadas relacionadas con las tareas de fertilización de sector agrícola. El proyecto se desarrollará en cooperación con la Universidad de Zaragoza.

En el pasado se creía que mediante el avance de las ciencias y tecnologías sería posible satisfacer las necesidades propias de la evolución de nuestra sociedad, tanto de alimentación, de bienes de consumo, como de medios para degradar y /o asimilar los residuos que generamos. Sin embargo, en la actualidad, dicho juicio se hace cada vez menos evidente. La acelerada disminución y deterioro de los recursos ambientales (agua dulce, suelos, minerales, combustibles fósiles), el colapso de los sumideros naturales, y el inequívoco calentamiento global, hacen que el futuro de las próximas generaciones sea cada vez menos auspicioso.

Con este proyecto se intenta abordar la problemática derivada de la intensificación agrícola, donde cada vez se incorpora una mayor cantidad de nitrógeno reactivo (Nr) al medioambiente. El desafío no es menor y se presenta como un reto para la sociedad, ya que se debe garantizar la alimentación de la población y al mismo tiempo promover la protección del medioambiente.

Uno beneficios agronómicos del uso de este tipo de fertilizantes es el incremento de la producción del suelo debido a la reducción de la perdida de nutrientes, ya que son fertilizantes de liberación lenta. Además, tienen efectos positivos en el pH y en la retención del agua.

También poseen importantes ventajas medioambientales ya que mantienen el suelo fértil, mejoran la calidad del agua y ayuda a la captura y almacenamiento de gases de efectos invernadero.

El estudio planteado incluye la producción de biochar mediante el uso de escombreras (leonarditas) y mediante la valorización de biomasa residual (cereales de invierno: trigo, cebada, avena) asociada a la propia producción agrícola. Con ello se aumentará la eficiencia de las explotaciones agrarias por partida doble, ya que valorizamos un residuo de la producción para aumentar el rendimiento de producción de la misma. Así, se conseguirá un menor impacto ambiental en el entorno, y por supuesto, se aumentará el rendimiento económico de la explotación añadiendo valor a un residuo cuyo tratamiento supondría un coste directo sobre el agricultor.

Este proyecto ha sido aprobado por la Secretaría de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación del Ministerio de Economía y Competitividad en la convocatoria Retos-Colaboración 2015 del Programa Estatal de Investigación, Desarrollo e Innovación Orientada a los Retos de la Sociedad, en el marco del Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación 2013-2016.

A su vez este proyecto ha sido cofinanciado por la Unión Europea, a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional con el objetivo de “Promover el desarrollo tecnológico, la innovación y una investigación de calidad”.

Referencias bibliográficas:
www.biochar-interregab.eu: BIOCHAR climate saving soils